GEYSER DEL TATIO Y MACHUCA

A 4320 msnm en el corazón de la Cordillera de los Andes la naturaleza nos deleita a con la comunión de tierra, agua, aire y fuego  que, combinados, crean el imponente campo geotérmico del Tatio.

Levantándose al alba y adentrándonos en la montaña en un paseo de 1 hora y 45 minutos, seremos recibidos en el Tatio, lugar donde se gesta un violento encuentro entre las aguas hirvientes (85°C) que brotan desde las profundidades de la tierra y la baja temperatura ambiental de la superficie, cuya unión forja un sorprendente espectáculo de grandes columnas de vapor, visibles en los 3 km2 de extensión que tiene este campo geotérmico.

Los vapores y colores del desierto nos darán la bienvenida mientras recorremos diferentes Geyser y somos testigos de un amanecer mágico que contrasta la luz del sol, las montañas y las columnas de vapor brindándonos un paisaje de extraordinaria belleza, en donde tomaremos un rico desayuno y podremos optar a regalarnos un delicioso baño de aguas termales. Al retornar a San Pedro de Atacama haremos un recorrido por la historia de sectores como el vado de Putana mediante la observación de su fauna e impregnándonos de las costumbres y tradiciones de los habitantes del sector.

Incluye desayuno - No incluye entradas

(mínimo 2 pasajeros)

 

  • Excursión:                               Geysers del Tatio y poblado de Machuca

  • Hora:                                        04:30 AM

  • Recorrido:                               198 km

  • Duración aproximada:         8 horas

  • Lugar de salida y llegada:  Hotel en San Pedro de Atacama

  • Altitud promedio:                  4.300 msnm

  • Recorrido contempla:          Campo geotérmico del Tatio, vado Río Putana y poblado de Machuca

  • Recomendaciones:               Llevar agua mineral, protector solar, lentes para el sol, parka, corta vientos, gorro o sombrero, guantes y zapatos o zapatillas adecuados                                                                   para caminar por suelo natural. Es importante considerar que todos los días del año hay temperaturas bajo cero °C antes del amanecer.